Investigadores desarrollarán protocolo para monitorear virus transmitidos por alimentos

Sin categoríaEne 12 2017Comentarios desactivados en Investigadores desarrollarán protocolo para monitorear virus transmitidos por alimentos

virus_alimentos_v1Durante el 2016 algunos países de Europa presentaron casos de Nnorovirus y Hepatitis A en su población, los que se habrían originado a partir del consumo de berries importados desde otros continentes. Con la finalidad de asegurar la inocuidad alimentaria de los berries producidos por el país y que son exportado a mercados internacionales un grupo de investigadores del Centro de Estudios en Ciencia y Tecnología de los Alimentos (Cecta) realizará un estudio en las regiones del Maule y Bíobío tendiente a desarrollar un protocolo de monitoreo de la cadena productiva de frambuesa, para el control de riesgos asociados a estos virus.

En la producción de berries, la frambuesa ocupa aproximadamente el 66% de la superficie de cultivo en el país, seguida por los arándanos y frutillas que ocupan el 15% y 11% de la superficie de cultivo, respectivamente, producción que se concentra mayoritariamente en las regiones que contempla esta investigación liderada por los doctores José Luis Palacios y Verónica García.

Según explica el Dr. Palacios van a monitorear estos virus en toda la cadena productiva de frambuesas a través de un trabajo colaborativo con Chile Alimentos, Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap), Achipia (Agencia Chilena para la Inocuidad y Calidad Alimentaria) y como co-ejecutor del proyecto el Instituto de Salud Pública (ISP), esta última entidad es la única que posee una metodología para detectar este virus en agua y en frutas. Metodologías que serán implementadas en la universidad para introducir nuevas líneas de investigación que comprendan patógenos virales.

Para lograr lo anterior se trasladarán a las regiones involucradas en el estudio para trabajar directamente con los productores para analizar la presencia de estos patógenos y definir puntos críticos o de riesgos donde puede haber posibles vías de entrada de contaminación a la fruta.

Problema de salud pública

Tanto el Norovirus como la Hepatitis-A generan un impacto a nivel de salud pública, pues su presencia está estrechamente relacionada con las Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETAs), causando síntomas como vómitos y cuadros diarreicos que pueden generar altos niveles de deshidratación en las personas.

El Ministerio de Salud de Chile ha incluido a la Hepatitis-A en su programa de vigilancia oficial, cuyos reportes epidemiológicos dan cuenta que el país se mantuvo con una baja endemia desde el 2003 hasta el 2013, sin embargo, desde el año 2013 a la fecha se han notificado aumentos de casos asociados a brotes, especialmente en primavera.

En tanto, en relación a Norovirus en el país se estima que es responsable de a lo menos el 45% de los brotes de gastroenteritis asociados al consumo de moluscos. En cuanto a los brotes, el Instituto de Salud Pública de Chile informó que en mayo del año 2015 la SEREMI de Salud de la Región de Atacama confirmó un nuevo brote de Norovirus en la localidad Inca de Oro, informando que a lo menos 20 adultos y 8 niños fueron afectados en Torres del Paine.

Resultados esperados

Esta iniciativa, que extenderá por dos años, impactará positivamente en la cadena productiva de berries del país, la que está compuesta por dos sectores relevantes: el sector agrícola y el sector agroindustrial.

Este proyecto de Bien Público de Corfo se enmarca en los lineamientos del Programa Nacional de Alimentos Saludables, específicamente en lo que respecta a lograr “Estándares de calidad e inocuidad: Asegurar el cumplimiento de normativas y regulaciones internacionales que permita superar las barreras de entrada comerciales y mantener el acceso a los mercados”.

Por Valeria Osorio